dissabte, 3 de gener de 2009

Huérfanos

Y rotos ya los ventanales,
¿qué nos queda de ternura?
Sólo esotéricos susurros
de una noche perfumada.

Entre tiempos y retratos
viven huérfanos de alma,
soñadores de abandonos,
creadores de venganzas.

Van andando con cuidado,
tras los muros de un engaño.
Con las manos ensuciadas
y los ojos encharcados.

¿Oyes sus lamentos?
Escucha, escucha.